jueves, 12 de julio de 2007

Crítica de la Revista Veintitres







12/07/07 Año 9 Numero 471

Crítica de la obra Madre o Selva

Por Luis Mazas

Verdad o Apariencia

Hallar autores jóvenes, sorprenderlos en su primera jugada de escritura teatral, es una aventura. Descubrir sus productos a medio cuajar, sospecharles un futuro dramatúrgico. A Ezequiel de Almeida le cabe el sayo con su opus uno, presunto inicio de un teatro de “verdad o apariencia” que roza la ficción cotidiana. Por la huella de Spregelburd sale a la busca de lo que se dice y cómo se lo dice. Madre o Selva da una vuelta de tuerca sobre la ética y estética de los juegos de rol y los videogames. Nuevos códigos de la subcultura urbana, la evacion alucinante de la droga, la virtualidad del chateo. De Almeida propone en su puesta un intento de minimalismo expresivo; como director pide un crudo despojamiento, acercarse a una zona de no actuación. En forma y contenido Madre o Selva gana su desafío a favor de la experimentación. Plausible su osadía de intentar un abordaje elusivo a la incomunicación esencial del hombre inmediato y su paradoja existencial.

L.M



2 comentarios:

Noa dijo...

NI ENTERADO DE esto ahora realmente voy a tener que ir a poner el cuerpo ante la presentacion.

Anónimo dijo...

Muy interesante. El mundo del rol (sobretodo para los que no conocemos el juego) resulta un hallazgo misterioso y atractivo. A destacar el arrojo respecto al humor. Como pocas veces hay una apuesta a un espectador inteligente. De todos modos es un producto difícil de clasificar. Hay que verla.